Blogia
VIAJEADENTRO

DIOS

Diós mío
siento que el andar se me hace difícil
y el camino es duro y peligroso
y cuando creo que he avanzado, me doy cuenta que apenas comienzo
o que estoy en retroceso.

Me canso
me caigo 
me pierdo.

Te confieso que a veces me desaliento
y hasta me enojo y me siento abandonado.
Pero entonces saco fuerzas
me levanto
y siento que encuentro el rumbo.

Me nace la fe
y sé que estás conmigo
y el camino, Señor,
no me parece áspero ni arriesgado.

Estoy de pie
avanzo
vivo 
llegaré.

Miami, 5 de enero de 2004

------------------------------------------------------------------------
Jesús
una vez en Jerusalén
me nacieron tres poemas
pero ninguno sobre tí.

Y no es que no tuviera fe entonces.
Tal vez es que era una fe confusa
ingenua
débil.

Desde entonces, Jesús, me has puesto a prueba muchas veces.
Y mi fe es más madura,
más fuerte, Señor.
Esta noche, lejos de Jerusalén, tanto tiempo después,
pienso en tu Vía Dolorosa
en tu Cruz
en tu Santo Sepulcro
y me salen del pecho estos pobres versos
con los que quiero decirte
que creo
mucho.

Miami, 5 de enero de 2004


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres